Hazte pariente de Jesús

Hazte pariente de Jesús

Muchos quisieran ser familia del presidente, del alcalde, del gerente o de alguna persona que tenga fama, dinero o poder. Pero te voy a decir algo, yo quiero ser pariente del Rey de Reyes, de Jesús el Señor.

“Él les contestó: «¿Quiénes son mi madre y mis hermanos?» Y mirando a los que estaban sentados a su alrededor, dijo: «Estos son mi madre y mis hermanos. Porque todo el que hace la voluntad de Dios es hermano mío y hermana y madre.» Mar 3,33-35

La gente pensaba que Jesús tendría preferencia por sus parientes sólo por serlo, pero el Señor aclara que él trata como sus parientes a quienes le obedecen, bendito sea Dios!!! ¿Te imaginas que el Señor te trate como a su propia Madre o parientes cercanos? ¿Necesitas algún favor especial del Rey? Obedécele, has su voluntad y listo!!

No necesitas del poder de los hombres para salir adelante o para ser bendecido, necesitas del poder de Dios!!! Ese poder se despliega sobre aquellos que le aman por sobre todas las cosas.

No es lo mismo conocer al Rey que ser familia del Rey. Dios le abre puertas a quienes hacen su voluntad y los bendice grandemente.

“Hazte pariente de Jesús haciendo su voluntad en todo y disfruta de sus bendiciones aquí en la tierra y luego en el cielo”

TESTIMONIO

Un día saliendo de misión a Guatemala le pedí a Dios me ayudara. Estaba exhausto por los viajes, tenía pocas horas de haber dormido y además llegué muy hambriento al aeropuerto. Me acerqué a la aerolínea para registrarme, la señorita recibió mi pasaporte y mientras procesaba mi pase de abordar yo seguía orando en mi interior: “Señor dame fuerzas para seguir caminado hasta la sala de embarque por favor!!”

– Tenga señor, este es su pasaporte, su pase de abordar y su ticket para la Sala VIP

– Sala VIP? -pregunté

– Si señor, es que su boleto es para viajar en primera clase y además tiene acceso a la Sala VIP

No saben cómo me sentí de agradecido con los hermanos de Guatemala por haberme comprado un pasaje tan caro que me iba a permitir descansar y comer todo lo que quisiera, jeje. Ni bien llegué a Guatemala, los abracé fuertemente y casi con lágrimas les agradecí lo que habían hecho por mí. Ellos extrañados me dijeron que habían comprado el pasaje más barato posible y que no sabían nada del pasaje en primera clase.

Al regresar de Guatemala fui a registrarme en la aerolínea y me dieron un ticket de clase económica. Reclamé diciendo que yo había viajado en primera clase a la venida y me correspondía lo mismo como normalmente es. La señorita llamó a un señor que parecía el administrador y revisaron juntos el sistema por largo rato. Luego de eso me dijeron: “señor no entendemos lo que ha pasado, efectivamente vemos que usted viajó en primera clase pero con un boleto económico, es muy raro. Ni siquiera tiene usted alguna membresía especial que le haya permitido viajar de esa forma”.

En mi interior dije: “yo si tengo una membresía, pertenezco a la familia de Jesús y él cuida de mi, él sabe lo que necesito y el momento en el que lo necesito, él me ama, es mi amigo y yo quiero hacer su voluntad”. Camino a casa en pleno vuelo me sentía abrazado por Dios, sentía su presencia, su ternura, percibía su sonrisa y me decía cosas al corazón.

No hay nada como ser pariente de Jesús!!! Aleluyaaaaaaa!!!

ORACIÓN

Señor ayúdame a hacer siempre tu voluntad. Rechazo el pecado y todo lo que me aparte de ti. No quiero privarme de tu amor y tus bendiciones por ser un rebelde. Quiero obedecerte en todo, servirte y ser tu amigo. Lléname del poder de tu Espíritu Santo para hacerlo. Amén!!

Si te ha ayudado este artículo, compártelo. Dios te bendiga

Pepe Enciso

share

Recommended Posts